Un uso correcto de la olla express


Para optimizar los resultados de la olla a presión hay que tener en cuenta una serie de consejos.

  • La máxima cantidad de líquido que la olla puede admitir es de 2/3 de su capacidad total y la mínima es de 1/4.
    Cuando se cocinen alimentos con tendencia a hincharse o que produzcan mucha espuma es mejor llenar la olla sólo hasta la mitad, para evitar que la válvula se obstruya.
  • No debe abrirse cuando aún tiene presión. No es aconsejable, tampoco, enfriarla bajo un chorro de agua fría ya que en los tiempos de cocción se cuenta el tiempo que tarda la olla en despresurizarse.
  • Para un mayor ahorro de energía, en el momento que la olla alcance su punto máximo de presión, hay que bajar el fuego. De la misma manera, una vez apartada del fuego, se mantiene cerrada hasta que baje la presión, y así se aprovecha el calor del interior.
  • Para limpiar las manchas azuladas que frecuentemente salen en el fondo, un buen remedio es frotarlas con vinagre. Nunca con sustancias como lejía o amoniaco. Las válvulas de presión hay que limpiarlas a conciencia con una varilla, con el fin de retirar restos de alimentos. No es necesario desmontar las ollas “super-rápidas”, sólo hay que lavarlas con chorro de agua a presión.
  • Para mantener la junta de cierre, conviene lavarla después de cada uso y secarla antes de volverla a colocar. Si existen fugas, hay que cambiarla.

4 Comments

  1. karla
  2. arely carvajal
  3. olivia castro
  4. antonia ledezma

Leave a Reply

Ad Blocker Detected

Nuestro sitio web es posible gracias a la visualización de anuncios en línea para nuestros visitantes. Por favor considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Refresh