Tortillas Congeladas.


Para tener siempre en casa tortillas frescas, cuando regreses de comprarlas, espera a que se enfríen, luego sepáraas y congélalas en una bolsa de polietileno.

Cuando necesites descongelarlas, solo sácalas de congelador y pásalas al refrigerador por una o dos horas.

Cuando las calientes, quedarán como recién compradas.

Leave a Reply

Ad Blocker Detected

Nuestro sitio web es posible gracias a la visualización de anuncios en línea para nuestros visitantes. Por favor considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Refresh