Sin óxido.


Para evitar que el abrelatas, sacacorchos o pelador se oxiden, es conveniente limpiarlos de vez en cuando con una estopa humedecida en gasolina blanca.

Lava y enjuaga bien: finalmente, barniza con aceite de oliva.

Si ya estan oxidados, coloca la mitad de un limón en sal gruesa y frota con éste los utensilios hasta que desaparezcan las partes manchadas.

Leave a Reply

Ad Blocker Detected

Nuestro sitio web es posible gracias a la visualización de anuncios en línea para nuestros visitantes. Por favor considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Refresh