Formas en que se puede aplicar la azúcar.


  • Almíbar: es la solución en caliente de azúcar y agua.
  • Jarabe: se trata de una solución azucarada en la que se sustituye el agua por zumos de frutas o infusiones.
  • Espejuelo: tiene una densidad de 28 a 30°. Para su obtención, se toma un poco de azúcar en los dedos y al separar se forma en medio una bolita. Se usa para emborrachar y para hacer tocinos de cielo, así como para conservar.
  • Hebra floja: cuando se mojan los dedos en el almíbar, al separarlos se forma un hilillo que se rompe cuando tiene un cm. Se usa para elaborar crema de mantequilla o huevo hilado
  • Hebra regular: con una densidad de 35°, es igual que la floja pero el hilo que se forma se rompe más tarde.
  • Hebra fuerte: tiene una densidad de 37° y la hebra que se forma se rompe a los dos cm. En algunos casos se usa para merengue italiano.
  • Punto de globo o de soufflé: se moja una espumadera en almíbar y soplamos a través de los agujeros, formándose unos globos. Se usa para hacer merengue italiano y para fondant.
  • Punto de bola floja: con una densidad de 39º, se coge almíbar con una cuchara, se mete en agua fría e intentamos hacer con los dedos una bola blanda.
  • Bola fuerte: es similar al anterior, pero con una densidad de 41º y la bola prácticamente se cristaliza. Se utiliza para hacer mazapanes.
  • Punto quebrado: el toma el almíbar con una cuchara, se introduce en agua fría y, al enfriarse, forma una lengüeta que se rompe con facilidad.
  • Punto de caramelo: tomamos un poco de almíbar con un palillo y lo metemos en agua fría, el almíbar se cristaliza, se separa del palillo y se rompe muy fácilmente. Puede ser caramelo blanco si no le damos color, o caramelo rubio e incluso oscuro si le queremos dar ese color. Para estas elaboraciones es conveniente echar un poco de limón.
  • Caramelo fuerte: se hace un hilillo de caramelo, lo dejamos enfriar y cuando está frío comprobamos que casca.
  • Caramelo sin agua: se parte de de azúcar y se obtiene disolviéndolo en el fuego hasta que coge un ligero color rubio.
  • Caramelo rebajado: se pone al fuego azúcar con un poco de agua y lo disolvemos hasta que coja el punto. Obtenemos un caramelo ms líquido que se usa para flanes.
  • Salsa París: almíbar al fuego hasta que casi se queme, añadiendo agua continuamente para evitar que se evapore, así obtendremos un caramelo líquido con mucho color y sin ningún sabor. Se usa como colorante.

One Response

  1. erick issac

Leave a Reply

Ad Blocker Detected

Nuestro sitio web es posible gracias a la visualización de anuncios en línea para nuestros visitantes. Por favor considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Refresh