Berenjenas y tu salud


La berenjena es originaria de la India existen una gran variedad de formas, tamaños y colores. Pero como norma, siempre se han de elegir con la piel uniforme, sin manchas, arrugas ni zonas blandas.

Destaca su gran contenido en agua, por lo que es un alimento muy ligero (100 gramos aportan no más de 21 calorías) que puede formar parte de cualquier dieta de adelgazamiento o de control de grasas. Para ello se ha de consumir asada en el horno o cocida, en forma de crema, sola o junto a otras verduras, ya que si se fríe, absorbe gran cantidad del aceite de la fritura, aumentando mucho su valor calórico.

Esta hortaliza de sabor suave y ligero toque amargo aporta una buena cantidad de fibra, que se concentra mayoritariamente en la piel y en las semillas. Tiene propiedades diuréticas, laxantes, estimula la digestión, ayuda a disminuir los niveles de colesterol y tiene acción antioxidante. Incluso si se toma cocida y pelada, su digestión es tan fácil que resulta ideal para quienes presentan trastornos digestivos.

La berenjena admite múltiples preparaciones culinarias, pero siempre se ha de consumir en su punto óptimo de madurez y, sobre todo, cocinada (nunca cruda), para eliminar las posibles sustancias tóxicas que contiene, en concreto la solanina, un alcaloide tóxico que puede provocar migraña y trastornos digestivos.

Leave a Reply

Ad Blocker Detected

Nuestro sitio web es posible gracias a la visualización de anuncios en línea para nuestros visitantes. Por favor considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Refresh